• Categoría de la entrada:Microsoft

Los avances tecnológicos nunca duermen, y parece que cada día hay otra novedad. Esta vez te hablaremos sobre las tecnologías inmersivas, las cuales están cobrando gran importancia en el mundo actual. ¿Ya las conoces?

Las tecnologías inmersivas borran la línea entre el mundo físico y el mundo digital o simulado, es decir, crean o extienden la realidad. Hasta ahora existen tres tipos de tecnologías inmersivas: la realidad virtual, la realidad aumentada y la realidad mixta.


Realidad Virtual

Esta tecnología reemplaza al mundo real, es decir, implica una inmersión total en un mundo digital. Su manifestación más común hasta la fecha es en videojuegos, pero tiene un gran potencial para utilizarse en otras áreas, como la educación, la medicina y el mundo de los deportes.

 

Realidad Aumentada

Por otro lado, la realidad aumentada integra elementos virtuales en un entorno real. Un buen ejemplo de ésta serían los filtros de Snapchat, sin embargo, no son el único uso de esta tecnología; cadenas de venta de artículos para el hogar o la industria la han sabido aprovechar muy bien. Por medio de un dispositivo móvil es posible ver cómo quedaría un sillón o maquinaria en un lugar específico de una habitación. Para hacerlo, estas soluciones sólo necesitan acceso a la cámara de tu celular o tablet.

Tecnologías Inmersivas

Realidad Mixta

Por último, la realidad mixta es una mezcla entre la realidad virtual y la aumentada. Integra elementos digitales en el mundo real, pero a diferencia de la realidad aumentada, la realidad mixta te permite interactuar con los objetos virtuales, por eso algunas personas la llaman “realidad aumentada 2.0”.

Los principales usos de esta tecnología están en los campos de la educación, la medicina, las misiones espaciales e incluso la construcción. El mejor ejemplo de realidad mixta hasta la fecha corre por cuenta de Microsoft con los Hololens, unas gafas inteligentes que te ofrecen la posibilidad de interactuar con hologramas en 3D utilizando sólo tus manos.

Pero… ¿cómo funcionan estas gafas? El dispositivo cuenta con unos sensores al frente, los cuales escanean el entorno y crean un mapeo espacial de la sala en la que te encuentras. Con base en esto, el programa puede, por ejemplo, hacer aparecer una colección de objetos en 3D, los cuales puedes tocar, agrandar, encoger, dejar en el suelo, cambiar de lugar, etcétera. Realmente el único límite es tu imaginación.

Microsoft Hololens

Si bien estas tecnologías inmersivas ya estaban en auge antes de la pandemia mundial de COVID-19, no es de extrañarse que a raíz del “gran encierro” se hayan vuelto aún más populares. La necesidad de encontrar una solución digital para prácticamente todo y el incremento del comercio en línea han dado como resultado un sinfín de buenas ideas. Y a ti, ¿cómo se te ocurre poner en práctica esta tecnología?